10 lugares de Rusia

para los mejores selfis

Los viajes sin marcas "Me gusta" en redes sociales ya no nos alegran. Bien, sí, impresiones. Sí, sabores nuevos. Las maravillas del mundo, ¡claro! Sin embargo, hoy día viajamos alrededor del mundo no sólo buscándolos, sino también por vanidad. Y se alimenta de comentarios a nuestros fotos en redes sociales y la envidia de colegas. En este sentido, Rusia es uno de los países más exitosos para un bloguero que viaja. Artefactos monumentales de la época soviética, el lujo de la arquitectura de los tiempos del Imperio ruso, los contrastes de la vida post-soviética... Al llegar acá, pueden asumir que cientos de marcas "Me gusta" ya son suyos, basta con conocer lugares apropiados. Ahora hablemos de ellos.

1 y 2. Vale la pena visitar el Kremlin y la Plaza Roja en Moscú, así como hacer una autofoto en su fondo. Pero tal foto no lo sorprenderá a mucha gente. Por lo tanto, en lugar del Kremlin visitamos el parque VDNKh (esta abreviatura significa "Exposición de Logros de Economía Nacional"). Aquí la ideología soviética se congeló para siempre en los muros de piedra de los pabellones, en las esculturas de bronce y acero que se alzan en las fuentes y a lo largo de las alamedas.

Si no tienen bastante tiempo para largos paseos, vayan directamente al monumento principal, Obrero y koljosiana. Tiene 60 metros de altura con su pedestal, combina acero inoxidable, una hoz, un martillo y un afán insaciable de los ideales del comunismo. El monumento gigante fue fundido en 1937 específicamente para la Exposición Universal en París, su autor es Vera Mukhina, famosa escultora monumentalista. Terminada la Exposición Universal, la escultura fue devuelta a Moscú, tomó su lugar en VDNKh y los espera para posar en su autofoto de estilo soviético.

3. En general, para prepararse a hacer selfis populares en Rusia, hay que aprender a operar escalas grandes. Se aplica también a miradores. El mirador más famoso, el de la colina de los Gorriones, lo aman desde el siglo XIX, como turistas, tanto los residentes de la capital. Pero si buscan panoramas más raros, vayan a las torres de los rascacielos del Centro Internacional de Negocios de Moscú en el oeste de la capital. De la altura de 230 metros la ciudad parece ser un juguete, y al mismo tiempo sus tamaños vuelven a sorprender: la selva de piedra se extiende hasta el horizonte y más allá.

Y si tienen miedo de las alturas, vayan a la Tienda Central Infantil de la plaza Lubyanka, es el centro mismo de la capital. La galería, construida a finales de la época de Stalin, después de la reciente reconstrucción obtuvo un mirador muy acogedor, del cual se ve la Moscú vieja. Las torres del Kremlin, casas antiguas e iglesias, iglesias, iglesias. Sus seguidores, sin duda, lo apreciarán, por supuesto, si recuerdan ustedes hacer autofotos.

Si buscan panoramas más raros, vayan a las torres de los rascacielos del Centro Internacional de Negocios de Moscú en el oeste de la capital. De la altura de 230 metros la ciudad parece ser un juguete

4. Lo que toca a San Petersurgo, lo pueden confundir con Europa, por eso difiere del resto de ciudades rusas. El aspecto de la capital norteña es tan integral y atípica para Rusia, que incluso los años de poder soviético no lograron cambiarlo. El centro de San Petersburgo sigue siendo el mismo, que fue hace cien años. El panorama más famoso de la ciudad se abre de la columnata de la Catedral de San Isaac: el Palacio de Invierno, templos, torres de metal, el río Nevá y grúas de los diques de los puertos. ¡Qué lugar tan bueno para autofotos!

Y para lograr más autenticidad, recomendamos subir una de las escaleras del centro de San Petersburgo. Subir la escalera principal, cruzar el ático y sentarse en el vertiente del tejado con una botella de vino. Sin embargo, es mejor tener un guía nativo para tal aventura. Y un poco de aventurerismo. ¡Pero cuántos marcos "Me gusta" habrá!

5. El poder soviético no logró cambiar San Petersburgo. Sin embargo, la revolución que envolvió toda Rusia, comenzó aquí, del tiro de fogueo del crucero Aurora el 25 de octubre de 1917. El buque de guerra puesto al flote en 1900, que se hizo la base de marineros revolucionarios, hoy día se encuentra amarrado para siempre cerca del malecón Petrogradskaya y se ha convertido en museo flotante. Pero continua pareciendo amenazador, y no pierdan la oportunidad de tomar una foto en el fondo del buque histórico. Recuerden añadir a sus fotos los hashtags #lenin, #revolution y #1917!

6. Y a los que prefieren las bellas artes y la delicadeza a la brutalidad, los invitamos a la Plaza del Palacio (es el centro mismo de San Petersburgo) para tomar selfis con el ángel. Su figura se hizo el símbolo más importante de la ciudad y ya casi 200 años está mirando San Petersburgo de lo alto de la columna Alejandrina. Una ligera tristeza en la cara del ángel, su cabeza bajada y una gran cruz, todo es muy conveniente para cerrar su serie de fotos de San Petersburgo en Instagram.

7. Los escultores soviéticos sabían introducir sus monumentos en las decoraciones correspondientes. Cómo creen, ¿dónde se ubica el monumento a Lenin más grande del mundo? y ¿de qué altura es? La respuesta es: en la orilla del río Volga en la ciudad de Volgogrado (en el sur de Rusia). El líder del proletariado mira las aguas ilimitadas del principal río navegable de Rusia de 57 metros, es la altura del monumento junto con su pedestal. La altura de la figura misma es de 27 metros, y pesa 9 mil toneladas.

Tiene un aspecto impresionante, incluso en las fotos, que son la razón por qué estamos aquí. Si Volgograd no está incluido en su plan de viaje, visiten a otro Lenin recordista. También está en la orilla de Volga, pero en la ciudad Dubna, situada cerca de Moscú. La figura local del líder es sólo 2 metros más baja, y su altura junto con el pedestal es de 37 metros. Equivale a una casa de doce pisos. A propósito, una vez el monumento a Iósif Stalin miraba a Vladímir Ilich desde la orilla opuesta. Era casi del mismo tamaño. Su figura fue demolida en 1961, al cambiar la dirección y al reprobar las represiones estalinistas y el culto de la personalidad el partido comunista.

8. El siguiente punto de nuestra clasificación también está vinculado a la época soviética. ¡Parece que está destinado para sesiones fotográficas! Óblast de Moscú, suburbio de la ciudad de Istra. Generador Arkadyev-Marx, o la Bobina de Tesla, como la gente lo llama. Se descifra así: a unos cincuenta kilómetros de Moscú, al noroeste, los científicos soviéticos crearon un complejo especial para pruebas abiertas de alto voltaje. Aquí comprobaron la resistencia de equipos a los campos electromagnéticos. Dicen que aquí crearon relámpagos y nubes artificiales.

Hoy en día el complejo está abandonado, pero nos basta saber una sóla cosa: tiene un aspecto muy inusual y se asemeja a una ciudad extraterrestre de una película de ciencia ficción. Se aconseja buscar a un guía que conoce esta área para llegar acá, así como un par de zapatos firmes, como el camino a la Bobina de Tesla va a través del bosque. Pero merece la pena, como ¡las fotos saldrán únicas!

La Bobina de Tesla en las afueras de Moscú tiene un aspecto muy inusual y se asemeja a una ciudad extraterrestre de una película de ciencia ficción

9. Las estructuras increíbles siguen apareciendo hoy en día. La construcción del puente atirantado bajo el nombre Russky en Vladivostok se completó en 2012. Una estructura de casi dos kilómetros de longitud vinculó la capital del Lejano Oriente a la isla Russky en el mar del Japón. El puente es famoso por un récord mundial (tiene el mayor tramo en el mundo entre los puentes atirantados, el de 1.104 metros) y por su aspecto aéreo, parece que está volando. Es un lugar perfecto para selfis románticos.

10. Pero las principales maravillas de Rusia no son artificiales, sino naturales. Una de las más famosas son las buttes de sienita en el vedado "los Pilares" en las afueras de Krasnoyarsk, en el centro de Siberia. Es muy fácil llegar allá: la taiga está cerca de la ciudad, y hay buses y taxis que van al vedado de manera regular. Estos lugares son famosos por sus obeliscos naturales de piedra, rocas de forma pintoresca y bosques de Siberia impresionantes. Flores de montañas y de bosques, panoramas del paisaje rocoso y puestas del sol fascinantes ya durante ciento cincuenta años encantan a los turistas que visitan los Pilares. La naturaleza ha creado aquí un lugar increíble, y ¡todo lo que tienen que hacer es tomar una foto!

 

Artículos

Anillo de Oro de Rusia: el encanto de las ciudades antiguas

Emprender un viaje por el Anillo de Oro es una de las mejores maneras de conocer y entender este país.

Teatro, ópera y libros: siguiendo las huellas del patrimonio cultural ruso

Al viajar por Rusia, tendrá una oportunidad única de familiarizarse con el patrimonio de nuestro espíritu artístico nacional.

Cocina nacional rusa

Mucha gente piensa que la cocina rusa es el vodka y los bliny, el caviar y los pasteles, los pelmeni y el borshch.

Desde Kaliningrado hasta Chukotka los lugares más bellos de Rusia

Desde Kaliningrado hasta el Lejano Oriente, hay diez mil kilómetros. ¿Qué vale la pena ver por el camino? Veámoslo.

Moscú y San Petersburgo: dos capitales

Aproximadamente la mitad de ellos vienen a una de las dos principales ciudades rusas: Moscú o San Petersburgo. Estas dos ciudades, ubicadas en la parte europea del país, compiten tácitamente por el título de la capital del país.

Caminos de los varegos

En los alrededores de San Petersburgo y Veliki Nóvgorod se puede viajar al pasado y tocar la historia de la tribu más misteriosa de la Rus de Kiev.

Anillo de Oro de Rusia: el encanto de las ciudades antiguas

Emprender un viaje por el Anillo de Oro es una de las mejores maneras de conocer y entender este país.

Teatro, ópera y libros: siguiendo las huellas del patrimonio cultural ruso

Al viajar por Rusia, tendrá una oportunidad única de familiarizarse con el patrimonio de nuestro espíritu artístico nacional.

Cocina nacional rusa

Mucha gente piensa que la cocina rusa es el vodka y los bliny, el caviar y los pasteles, los pelmeni y el borshch.

Desde Kaliningrado hasta Chukotka los lugares más bellos de Rusia

Desde Kaliningrado hasta el Lejano Oriente, hay diez mil kilómetros. ¿Qué vale la pena ver por el camino? Veámoslo.

Moscú y San Petersburgo: dos capitales

Aproximadamente la mitad de ellos vienen a una de las dos principales ciudades rusas: Moscú o San Petersburgo. Estas dos ciudades, ubicadas en la parte europea del país, compiten tácitamente por el título de la capital del país.

Caminos de los varegos

En los alrededores de San Petersburgo y Veliki Nóvgorod se puede viajar al pasado y tocar la historia de la tribu más misteriosa de la Rus de Kiev.

Russia.Travel

¡Viajar a Rusia!