Rusia que sorprende

La mayoría de los extranjeros asocian Rusia a iglesias de piedra blanca, cabañas de madera, las bellas rusas en kokoshniks y otros exotismos eslavos. Sin embargo, la cultura de nuestro país está mucho más estrechamente conectada con Oeste que parece a primera vista, basta con ver las fortificaciones de Königsberg (la gente local sigue llamando Kaliningrado de esa manera), o los hallazgos arqueológicos escandinavos en el territorio del asentamiento de Riúrik, o las colecciones riquísimas del arte europeo en el Museo Pushkin y el Hermitage. Todo eso no parece en absoluto a los estereotipos habituales, y es lo que sorprende de verdad.

Kaliningrado, el "Oeste ruso"

Kaliningrado (la antigua ciudad de Königsberg del este de Prusia) es la ciudad más occidental de Rusia. Aquí están entrelazadas las culturas de Europa y de Rusia, incluso la de la URSS, y la arquitectura gótica antigua coexiste con los edificios modernos.

La Catedral es el símbolo de la ciudad. Se ubica en un distrito histórico, en la isla Kneiphof (muchos la llaman "La isla de Kant"): aquí está la tumba del filósofo Immanuel Kant, habitante honorario de la ciudad de Königsberg. La Catedral fue construida en siglo XIV en el estilo de gótico de ladrillo (gótico báltico). No se sirven misas en la Catedral, pero aquí funciona un museo y se celebran conciertos. Casi toda su decoración rica se quemó durante la Segunda Guerra Mundial, pero se conservaron los epitafios medievales de piedra y un torre interior de arcos ojivales entrelazados.

La arquitectura única de la ciudad se crea por diferentes construcciones militares, por ejemplo, la Puerta de Friedrichsburg construida en siglo XIX y nombrada según una fortaleza ya destruida. En la ciudad se han conservado muchas iglesias, sin embargo, no se usan siempre para sus fines previstos. Por ejemplo, en el edificio de la Sagrada Familia, construido a principios del siglo XX en el estilo neogótico por el famoso arquitecto Friedrich Heitmann, ahora se ubica la sala de conciertos de la sociedad filarmónica regional.

Museos únicos funcionan en la ciudad. Por ejemplo, el Museo de Ámbar, inaugurado en 1969 en la Torre del Don con las puertas de Rosgarten, una de las antiguas estructuras defensivas de la ciudad. Es que cerca de Kaliningrado se ubica el yacimiento más grande (de los reconocidos) de esta joya báltica. El museo exhibe las obras de ámbar, incluso las realizadas por artistas. Además, en la ciudad está situado el primer Museo del Océano Mundial de Rusia. Sus exposiciones cuentan de navegación y flora y fauna marinas. Aquí se puede ver barcos de museo, un submarino, un esqueleto de cachalote, una colección de cañones y anclas antiguos.

Desde principios de la primavera hasta finales del otoño, el Jardín Botánico antiguo, cuya colección incluye más de 2.500 plantas, está abierto a los visitantes. Todo el año se puede caminar por el parque Central (el antiguo Luisenwahl), planeado a la inglesa, que servía de la residencia oficail de la familia real de Prusia desde los principios del siglo XIX. En el territorio del parque hay una iglesia luterana dedicada a la memoria de la reina Luise (ahora hay un teatro de marionetas en este edificio), así como monumentos a Vladímir Vysotsky y a barón Munchausen.

Kaliningrado (la antigua ciudad de Königsberg de Prusia) es la ciudad más occidental de Rusia. Aquí están entrelazadas las culturas de Europa y de Rusia, y la arquitectura gótica antigua coexiste con los edificios modernos

Rusia de crónicas

Vale la pena visitar las antiguas capitales del noroeste del país para ver con sus propios ojos los lugares donde se sentaron los cimientos del Estado ruso.

La primera capital de Rusia, Staraya Ládoga, forma parte de la ruta "de los varegos a los griegos". Ahora es un pequeño pueblo. En 862, el príncipe Riúrik varego (escandinavo), llamado por los eslavos para reinar, llegó acá. Según la leyenda, la primera fortaleza de madera en Ládoga la construyó el Profético Oleg, y aquí está su tumba. Hoy día en la fortaleza parcialmente restaurada de Staroya Ládoga hay áreas preservadas que se atribuyen al siglo XII.

La iglesia de San Jorge es otra construcción de la misma época, aquí se puede ver las pinturas murales del siglo XII y la más antigua imagen de San Jorge en Rusia. El museo en la torre Vorotnaya cuenta la historia de este lugar y presenta una exposición abundante. En Ládoga se celebran festivales de recreadores de la Edad Media.

Veliki Nóvgorod gobierna las tierras del norte ruso y es una de las ciudades más antiguas y hermosas de Rusia. Fundada en el siglo IX como la residencia del príncipe Riúrik era la ciudad mercantil riquísima. Fuertemente dañado después de la Segunda Guerra Mundial, el centro histórico se ha convertido en una zona tranquila y acogedora para los turistas después de su restauración. Vale la pena visitar el Kremlin de la ciudad, una fortaleza de ladrillo rojo en la orilla del río Vóljov. En su territorio se encuentra la Catedral de Santa Sofía (1045), un templo austero, simple y grande de cinco cúpulas, rodeado de galerías.

Nóvgorod era un centro de la iconografía, que se puede aprender en detalle en el Museo de los Iconos, que tiene una de las mejores colecciones de Rusia. Muchas iglesias del siglo XII se ubican en el Yaroslav Patio (Dvorishche) (1113 ), el monasterio de San Jorge (Yúriev) junto con Monasterio de Peryn, situado cerca del lago Ilmen, sorprende con la belleza de paisaje y su idea arquitectónica. Cerca del monasterio funciona el Museo de Construcción de Madera.

alt

Pskov es un poco más moderno que Nóvgorod, en las crónicas se asocia con el reinado de Santa Olga, la princesa de Kiev, la abuela de San Vladímir, que convirtió la Rus de Kiev a cristianismo. En el territorio de la poderosa fortaleza militar de Kremlin se encuentra la Catedral de la Trinidad con iconostasio tallado, iconos venerados y reliquias de santos.

La ciudad es famosa por sus antiguos monasterios y templos. El museo en Cámaras de los Pogankin cuenta de la vida de comerciantes. Cerca de Pskov están las montañas de Pushkin, que incluyen el patrimonio del poeta Aleksandr Pushkin, el Monasterio Svyatogorsky de la Asunción con la tumba del poeta y el icono taumatúrgico de la Virgen.

alt

La ciudad más antigua de Rusia Izborsk lleva el nombre de la "Ciudad de Hierro". Este apodo lo obtuvo por haber resistido muchos sitios y protegía a Pskov y Nóvgorod muchas veces. Aquí se conservan Gorodische de Truvor y la Fortaleza de Izborsk. Este lugar es famoso por sus Fuentes Eslovenas, un lugar santo ortodoxo, "las llaves de 12 apóstoles" al pie de la colina.

Veliki Nóvgorod es una de las ciudades más antiguas y hermosas de Rusia. Fundada en el siglo IX como la residencia del príncipe Riúrik era la ciudad mercantil riquísima

Tesoros de museos de Europa y Rusia

En los museos de las dos capitales de Rusia, Moscú y San Petersburgo, se ubican las obras de arte únicas del arte europeo y ruso. La Armería del Kremlin es un tal verdadero tesoro.

La colección del museo se compone de objetos preciosos, almacenados en el tesoro del zar y la sacristía de patriarca durante siglos, creados por maestros del Kremlin o recibidos como regalos de embajadores extranjeros. Son más de cuatro mil de obras de arte aplicado de Rusia, los países orientales y Europa. El gorro de Monómaco es la obra más famosa. Se puede seguir conociendo la historia de Rusia, desde la antigüedad y hasta los principios del siglo XX, en el Museo Histórico, que contiene más de cuatro millones y medio de muestras.

La Galería Tretiakov se conoce en todo el mundo. Fundada por Pavel Tretiakov, comerciante y mecenas de Moscú, a mediados del siglo XIX, ahora la galería tiene una de las colecciones del arte plástico ruso más grandes del mundo. La pintura rusa de la segunda mitad del siglo XIX está presentada de manera muy completa.

En la capital de 1912 funciona el Museo Estatal de Artes Plásticas (Museo Pushkin), para explorar el arte europeo y mundial. Cada año lo visitan casi un millón de personas.

La colección cuenta con 700 mil obras de diferentes épocas, del período de las civilizaciones antiguas y al principio del siglo XXI. Las colecciones más importantes del museo incluyen cuadros de impresionistas franceses, obras de arte de Antiguo Egipto, así como las obras maestras de artistas antiguos.

alt

San Petersburgo es famoso, sobre todo, gracias al Hermitage, que es uno de los diez museos más grandes y visitados del mundo. Se ubica en cinco edificios, la exposición ocupa cuatrocientas salas, la colección cuenta con unos tres millones de obras de arte y monumentos de cultura mundial. El museo presenta toda la retrospectiva del arte mundial, desde la Edad de Piedra hasta el final del siglo XX.

La galería de pintura de "maestros antiguos", los florentinos del Alto Renacimiento, la escuela de Bolonia, las obras de Rubens y Tiepolo, Poussin y Van Dyck, "los pequeños holandeses", el Clasicismo francés y el Rococó son muy populares. Las escuelas de España e Inglaterra están ampliamente representadas, son las perlas de la colección los cuadros de los maestros de pintura europea antigua: Leonardo da Vinci (Madona Benois), Giorgione (Judith), Correggio, Ticiano, Caravaggio, Rembrandt (El retorno del hijo pródigo), Gainsborough.

El Museo Estatal Ruso, museo dedicado al arte ruso más grande del mundo, es otro centro cultural de la capital norteña. Se ubica en los edificios monumentos de arquitectura de los siglos XVIII-XIX: Los palacios Mikhailovsky, Stróganov, de Marmol y el castillo Mikhailovsky.

La colección se basa en los objetos y obras de arte del Palacio de Invierno, los palacios de Gátchina y de Alejandro, el Hermitage, la Academia de las Bellas Artes y colecciones privadas. La colección cuenta con 400.000 muestras, abarca todos los períodos históricos y las tendencias en el desarrollo del arte ruso desde el siglo 10 hasta el siglo XXI.

alt

Fundada por Pavel Tretiakov, comerciante y mecenas de Moscú, a mediados del siglo XIX, ahora la Galería Tretiakov tiene una de las colecciones del arte plástico ruso más grandes del mundo

Artículos

Desde Kaliningrado hasta Chukotka los lugares más bellos de Rusia

Desde Kaliningrado hasta el Lejano Oriente, hay diez mil kilómetros. ¿Qué vale la pena ver por el camino? Veámoslo.

Moscú y San Petersburgo: dos capitales

Aproximadamente la mitad de ellos vienen a una de las dos principales ciudades rusas: Moscú o San Petersburgo. Estas dos ciudades, ubicadas en la parte europea del país, compiten tácitamente por el título de la capital del país.

Teatro, ópera y libros: siguiendo las huellas del patrimonio cultural ruso

Al viajar por Rusia, tendrá una oportunidad única de familiarizarse con el patrimonio de nuestro espíritu artístico nacional.

Anillo de Oro de Rusia: el encanto de las ciudades antiguas

Emprender un viaje por el Anillo de Oro es una de las mejores maneras de conocer y entender este país.

Desde Kaliningrado hasta Chukotka los lugares más bellos de Rusia

Desde Kaliningrado hasta el Lejano Oriente, hay diez mil kilómetros. ¿Qué vale la pena ver por el camino? Veámoslo.

Moscú y San Petersburgo: dos capitales

Aproximadamente la mitad de ellos vienen a una de las dos principales ciudades rusas: Moscú o San Petersburgo. Estas dos ciudades, ubicadas en la parte europea del país, compiten tácitamente por el título de la capital del país.

Teatro, ópera y libros: siguiendo las huellas del patrimonio cultural ruso

Al viajar por Rusia, tendrá una oportunidad única de familiarizarse con el patrimonio de nuestro espíritu artístico nacional.

Anillo de Oro de Rusia: el encanto de las ciudades antiguas

Emprender un viaje por el Anillo de Oro es una de las mejores maneras de conocer y entender este país.

Russia.Travel

¡Viajar a Rusia!