El Año Nuevo en Rusia se celebra en la noche del 31 de diciembre al 1 de enero. Es una de las fiestas principales del país, ¡las vacaciones de Año Nuevo duran ocho días! Las preparaciones a este evento comienzan en noviembre o diciembre: las vitrinas de tiendas se decoran con guirnaldas, los árboles navideños se ponen en las plazas y en el centro de grandes ciudades se abren mercados y ferias festivos. En la noche del Año Nuevo suele nevar y facer frío. Durante las vacaciones del Año Nuevo casi todas las tiendas siguen funcionando de manera habitual, los parques están abiertos para fiestas populares, y los museos invitan a ver sus exposiciones. Hay que tener en cuenta que turistas inundan Moscú y San Petersburgo, por lo que es mejor planificar visitas a las atracciones populares de antemano, y, si es posible, realizarlas en la primera mitad del día.

Un poco de historia

La tradición de celebrar el Año Nuevo no tiene más de 300 años. Era el emperador Pedro I quien propuso a celebrar esta fiesta en la noche del 1 de enero. Antes, el nuevo período calendario había comenzado en septiembre, el mes de recaudación de impuestos y de cosecha. Según el decreto del zar, la gente podía celebrar y divertirse, decorar casas y árboles de Navidad con juguetes, nueces y dulces durante siete días desde el 1 de enero. Todas las innovaciones festivas son adopciones de países europeos. Continuaron celebrando el Año Nuevo de esta manera durante unos siglos, hasta la revolución de 1917. La tradición fue interrumpida por varias décadas, y renació sólo al haberse terminado la Segunda Guerra Mundial.

Santa Claus vs Ded Moroz

Ded Moroz (Papá Noel ruso) y Doncella de Nieve, su abuela y asistente, se convirtieron en los símbolos del Año Nuevo. La imagen de un viejo bondadoso, maestro de invierno fue copiado de Europa y reinterpretado a nuestra manera. Por ejemplo, el abrigo de pieles de Santa Claus europeo es rojo, y el de Ded Moroz es de color de plata o azul. Santa Claus lleva gafas, tiene barba rizada bastante corta, y la del Ded Moroz es lisa y larga. Y además, el anciano extranjero viaja usando renos navideños, mientras que Ded Moroz va a pie o en un trineo de caballos.

Tradiciones de nuestros días

Según el proverbio ruso, uso pasa todo el año del mismo modo que celebra el Año Nuevo. Por lo tanto, la fiesta se celebra de manera alegre, rica y abundante. A casa, la gente decora árboles de Navidad y ojea sus cuadernos buscando recetas de Año Nuevo. Los platos tradicionales de una mesa festiva son: ensalada rusa (hortalizas hervidas picadas con mayonesa), arenque bajo un "abrigo" (un entremés de arenque salado y hortalizas) y áspic (jalea de caldo de ternera con carne y hortalizas). Ninguna comida festiva está completa sin champán y mandarinas. A propósito, esta tradición apareció en la época soviética. La mayoría de los rusos cree que el Año Nuevo es una fiesta familiar, por eso en las vísperas prefiere reunirse a casa alrededor de la mesa. Sin embargo, a los jóvenes les gusta ir a la ciudad para ver fuegos artificiales y unirse a las fiestas populares. Exactamente a medianoche, la televisión transmite un discurso tradicional del Presidente y las campanadas del carillón, el reloj más importante del país, situado en el Kremlin, en la torre Spasskaya. Todo eso lo siguen fuegos artificiales inmensos. También se levantan al aire los tapones de champán. ¡El Año Nuevo ha llegado!

 

Eventos

TIEMPOS Y ÉPOCAS
Velas Escarlatas
Archstoyanie
Park live 2018
Festival Torre Spasskaya
Pascua
Maslenitsa or Cheesefare Week, a Russian carnival: 7 days of eating and merrymaking
Festival Círculo de Luz
Elbrus
Quisiera volar
Más Eventos

Russia.Travel

¡Viajar a Rusia!